Una ensalada por lo regular se antoja cuando hace calor, esto es una clara señal de que sirven no sólo para refrescar al paladar, sino que en verdad hidratan. Y es que el 90% de los vegetales (base de este tipo de platillos) es agua.

Además, al comerlas le estás dando una gran vitalidad a tu organismo por su alto contenido de vitaminas, las cuales son elementos esenciales para regular y nutrir al cuerpo humano. Su ingesta constante desintoxica la sangre, ya que es un alimento depurativo y diurético.

Y si te interesa mantener o reducir tu peso, las ensaladas son la comida ideal por ser bajas en calorías, además de que reducen el apetito. Cuando llevan germinados, apio o rábanos, mejoran la digestión al favorecer el funcionamiento de las enzimas.

En Fresco y Natural manejamos una gran variedad de ensaladas, elaboradas siempre al momento con ingredientes selectos del día. ¡Visítanos y pide tu favorita!